Menu
RSS
Becas

10 alimentos que no deberías tomar en el desayuno

pan
AddThis Social Bookmark Button

Cereales bajos en fibra

En principio se deben evitar los cereales azucarados, aunque el azúcar no es lo único que debes tener en cuenta. Los cereales bajos en fibra y ricos en carbohidratos no te saciarán y harán que la sensación de hambre aparezca antes de la hora de comer.

Yogurt desnatado

Los yogures desnatados parecen una buena idea ¿verdad? Pues no siempre lo son. Es cierto que aportan pocas calorías, pero, al mismo tiempo, presentan un alto contenido en azúcares añadidos y edulcorantes, sobre todo, en las variedades de sabores. Lo mejor es un yogur natural bajo en grasas y sin azúcares añadidos, cuyas proteínas te proporcionarán la energía que necesitas para toda la mañana.

Smoothies envasados

¿Alguna vez te has preguntado por qué te gustan más los smoothies que los zumos? Porque su sabor es mucho más dulce debido al azúcar que contienen. Algunos incluyen entre sus ingredientes helado o leche entera, por lo que se parecen más a un batido que a otra cosa. En su lugar, sustitúyelos por fruta o, si no puedes pasar sin un smoothie, háztelo tu misma en casa con un yogur griego para conseguir tu dosis de proteínas.

Bagels

Si te gusta utilizar estos panecillos en tus desayunos, ten en cuenta que un solo bagel equivale a cuatro (o más) rebanadas de pan blanco, es decir, demasiados carbohidratos. Sin embargo, no tienes que renunciar a ellos. Simplemente sustitúyelos por aquellos elaborados con grano entero y acompáñalos con aguacate o con mantequilla de cacahuete, ricos en proteínas y grasas saludables que harán que te sientas saciada y con energía durante toda la mañana.

Tortitas

Las tortitas generalmente contienen carbohidratos refinados, por lo que, si, además, las acompañas con sirope lo único que conseguirás es un subidón de azúcar. Lo mejor que puedes hacer, si no quieres renunciar a ellas, es acompañarlas con un sirope de arce sin azúcares añadidos o con un yogur griego.

Barritas

Si tus desayunos por la mañana se reducen a una barrita de cereales o de granola que te tomas en el coche de camino al trabajo, es el momento de que te plantees otras alternativas. La mayoría de estas barritas contienen mucha azúcar y otros aditivos que harán que tus fuerzas

Zumos

Vale, has decidido sustituir los smoothies por zumos, pero no cantes victoria todavía. Los zumos son una excelente manera de aportar energía al cuerpo, pero por sí solos no constituyen un desayuno consistente. Si no ingieres suficientes proteínas, tendrás hambre a media mañana. Los zumos son ricos en carbohidratos y azúcar, así que considéralos más como un tentempié y déjalos para media mañana o, si los prefieres en el desayuno, acompáñalos de proteínas y grasas saludables.

Granola

La granola puede parecer una opción más sana que los cereales, pero, además de aportar más calorías, contiene muchos azúcares añadidos y pocas proteínas, por lo que los niveles de azúcar en sangre subirán y descenderán muy rápidamente. Una buena alternativa es un yogur acompañado de unas cuantas nueces.

Sandwich

Un sándwich comprado en un establecimiento de comida rápida puede parecernos una buena idea para desayunar, ya que nos aportará las proteínas que necesitamos, pero, por lo general, también contienen grasas, alimentos fritos o procesados y carbohidratos refinados que no nos aportan fibra, lo que significa que la sensación de hambre aparecerá antes de lo que debería.

Bollos

En lo que se refiere a bollería, está claro que cuanto menos tomemos, mejor. No sólo está elaborada con harinas refinadas (no incluye granos enteros), sino que además contiene mucho azúcar, lo que hará que tus niveles de azúcar en sangre se disparen y, a continuación, se desplomen, haciendo que tengas hambre a media mañana.

Anuncio RELACIONADOS

Portal

Categorias

Mas Categorias