Menu
RSS
Becas

¿Otro Odebrecht en SDE?

AddThis Social Bookmark Button

Mientras Odebertch entretiene a los autodenominados luchadores contra la Corrupción y por el Fin de la Impunidad, ciantos de presuntos casos de corrupcion siguen a sus anchas en todo el territorio nacional mientras el país, con comodidad y palomitas calientes se apresta a gozar del proximo culebron.

He aqui un caso escandaloso que no por menor en monto deberia ser vigilado.

He aqui el articulo del periodista Robert Vargas sobre un caso que ya ha pasado por las cámaras y no se escucha en la prensa "ahogada" con el escandalo brasileño

Ruben Maldonado y Alfredo Martinez (el cañero)

Pedazo de tierra amenaza tragarse a un síndico, varios regidores y un diputado

Un trozo de tierra que está allí detrás, en la urbanización Vista Hermosa, donde pocas personas lo ven, amenaza con “tragarse” al síndico de Santo Domingo Este, Alfredo Martínez;  a varios regidores del ASDE, y al diputado peledeísta Ruben Darío Maldonado Díaz.

Esto sin contar con que al menos nueve de los 15 diputados pertenecientes a la Comisión Permanente de Asuntos Municipales de la Cámara Baja tendrían eventualmente que darle explicaciones al país sobre los motivos que tuvieron para dar el visto bueno a un informe carente de legalidad, aparentemente.

De paso, un grupo de concejales del ASDE también podrían poner en riesgo su credibilidad jurídica si se equivocaran en la decisión que finalmente tomaran, solo con el propósito de hacer “un favor a un amigo” que tendría inversiones de unos 40 millones de pesos en Vista Hermosa.

Este tema, aunque ha tenido escasa resonancia en los medios de comunicación, mantiene en tensión a una parte del ASDE, y a algunos diputados.

El asunto se complica aún más porque, en el medio y como parte interesada está el diputado Maldonado Díaz, potencial presidente de la Cámara Baja a partir del próximo día 16 de agosto.

Vista aérea del terreno vendido inconsultamente por el alcalde

¿De qué se trata todo este embrollo que parece salpicar a tanta gente?

Todo está relacionado con una porción de terreno propiedad del Ayuntamiento Santo Domingo Este, que el síndico Alfredo Martínez le vendió a una persona identificada como Vladimir Maldonado Méndez, supuesto hijo o hermano del diputado Maldonado Díaz.

El problema es que Martínez, en nombre del Ayuntamiento, vendió y cobró el terreno sin estar autorizado por el Concejo de Regidores, con lo que incurrió en una violación a la ley, de lo que nueve de 15 miembros de la Comisión Permanente de Asuntos Municipales de la Cámara de Diputados pretendieron no darse cuenta para emitir su opinión favorable, con lo que también se implicarían en una acción ilegal.

¡Qué lío!

Según dijo a Ciudad Oriental un ex funcionario clave del ASDE, durante la gestión del ex síndico Domingo Batista, supuestamente el diputado Rubén Maldonado intentó lograr en ese período que le fuera vendida la porción de terreno, pero debido a que se trataba de un trozo de tierra por el que sería trazada una calle, la administración se negó a vendersela.

O sea, que el asunto no es nuevo, sino bastante viejo.

¿Cuál es la dimensión del terreno, dónde está ubicado y en cuanto lo vendió el síndico Martínez?

Se trata de apenas 248.49 m², localizados en la parcela No. 84-C-23, en la urbanización Vista Hermosa, en la intersección de las calles Pico Duarte y México.

Martínez se lo vendió a Maldonado Méndez en poco más de 500 mil pesos( exactamente RD$517,363.63).

La venta fue hecha ante la Notario Público  Berlida Yanira Florentino Ignacio quien, según distintos reportes de noticias sería Procuradora Fiscal Adjunta de la provincia Santo Domingo, y no está claro si un o una Fiscal puede a su vez ser Notario Público en la misma jurisdicción en la que ejerce su ministerio.

Los susodichos 248.49 m², era la porción de terreno que le faltaría a Maldonado Méndez para construir un edificio de apartamentos, que ya construyó.

El problema es que ese “pedacito de tierra” estaba destinado a la ampliación de la calle Pico Duarte, fue ocupada ilegalmente por alguna persona y luego vendida a alguien que compró a quien no tenía título de propiead, y no podía tenerlo por que esa era un área destinada a la ampliación de una calle.

No solo esa porción de terreno está ocupada ilegalmente, también hay otros con inversiones millonarias en el mismo sector.

La venta de El Cañero a Maldonado Méndez llega a la Cámara de Diputados

Para que la venta que le hizo el alcalde Martínez a Maldonado Méndez pudiera tener validez jurídica, el síndico estaba en la obligación de solicitar y  obtener previamente la autorización del Concejo de Regidores, lo que no hizo.

Martínez actuó a la espalda del Concejo bajo la orientación de su Consultor Jurídico.

Sin embargo, sin tener esa autorización, Martínez vendió , el pasado 11 de enero, a Maldonado Méndez y este corrió con su contrato de venta en las manos hacia la Cámara de Diputados, donde lo pusieron en la agenda del día del cinco de abril pasado con el “informe favorable” de la Comisión Permanente de Asuntos Municipales, que preside Plutarco Pérez.

En la reunión que realizó esa comisión para conocer un proyecto de Ley de Desafectación de dominio sometido por el diputado Ruben Maldonado, los comisionados decidieron “resolverle ese asunto” al comprador, a pesar de que estaban concientes de que carecía de la resolución de la Sala Capitular del ASDE aprobando la venta.

De hecho, el diputado José Altagracia González González propuso que le dejaran ese problema al Senado de la República, según consta en el acta de la reunión de ese día.

Para dar su informe favorable se ampararon en que el contrato de venta del inmueble “tiene la firma del Alcalde” Alfredo Martínez, obviando que no iba acompañada de la necesaria resolución del concejo.

Para justificar el voto favorable, a pesar de la evidente irregularidad en la venta, el presidente de la Comisión Permanente de asuntos Municipales de la Cámara de Diputados, Plutarco Pérez dijo lo siguiente

-“Bueno, la firma del Alcalde indica que se consumó una venta y que él pagó lo que le tenía que pagar a los ayuntamientos, porque yo creo que él no va a firmar si no se paga, entonces, es un proyecto de desarrollo de la ciudad, del crecimiento vertical de la ciudad que procuran todas las grandes ciudades del mundo para que el crecimiento horizontal se vaya eliminando, y los pueblos necesitan de ese tipo de inversión; y de verdad que en donde no hay título no hay inversión, porque el sector privado no financia si no hay título, y nadie se puede embarcar un proyecto de desarrollo urbano si no hay un financiamiento, de manera que vamos a solicitar a los colegas diputados que aprobemos el proyecto, que mandemos a hacer el informe y que autoricemos a la secretaria que a partir de este momento pueda recoger la firma en los cubículos de cada uno de ustedes, o que puedan pasar al Departamento de Comisiones cuando ya el informe esté listo para que lo depositen y pueda ser conocido el próximo marte”.

Y así lo hicieron.

Sin embargo, el mismo día en que el proyecto debería ser conocido y aprobado en la sesión de la Cámara de Diputados, fue sacado a toda prisa de la agenda del día.

Algo ocurrió ese día que los llevó a devolverse sobre sus palabras y decisiones.

Esto sin contar con que el diputado Maldonado parece que con su proyecto de desafectación de dominio del terreno en cuestión, da la apriencia de que pretende favorecer a un pariente cercano, lo que sería ilegal y podría costarle el cargo, si el caso es llevado a los tribunales.

El caso regresa al Ayuntamiento de Santo Domingo Este

Luego del tropezón en la Cámara de Diputados, el tema ha regresado al Ayuntamiento de Santo Domingo Este. Por allí ha sido visto el diputado Ruben Maldonado haciendo “lobby” para lograr que los regidores le den el visto bueno a la venta y se olviden de la presunta violación a la Ley cometida por el alcalde Martínez.

De hecho, el alcalde ha sometido al Concejo un proyecto de resolución para que le autoricen vender el terreno que ya él vendió y cobró en enero de este año.

El síndico ha puesto en las manos de los regidores esa “papa caliente”. Quiere que le desenreden “el bollo” en el que él se metió solito.

¿Posibles implicaciones de todo esto?

Según ha admitido el diputado Plutarco Pérez, “la firma del Alcalde indica que se consumó una venta” del terreno.

Al carecer de la autorización del Concejo, esa venta por el alcalde podría derivar en eventuales iniciativas judiciales contra el síndico quien, podría verse en situación incomoda ante los jueces y, si fracasa en su defensa, hasta podría ser condenado a prisión y destituido del cargo.

Si los regidores convierten en “legal” una “ilegalidad”, entonces podrían ser demandados ante los tribunales por cualquierra que se considere afectado puesto que la Ley 176-07 faculta a la ciudadanía a actuar en justicia en defensa del patrimonio municipal.

Habría que ver cuántos y cuáles regidores estarían dispuestos a jugarsela, sobre todo en estos tiempos en que la opinión pública reclama transparencia a los funcionarios.

Por otra parte, si se comprobara que el comprador Maldonado Méndez tiene presunta relaciones de familiaridad cercana con el diputado Rubén Maldonado, entonces este también podría tener problemas con la justicia puesto que no le está dado legislar en favor suyo ni de ninguna familia próxima.

En el caso de la Notario Público Berlinda Yanira Florentino Ignacio, si se comprobara que esta era Fiscal al momento de notarizar el documento de venta, entonces es posible que tenga que dar explicaciones a sus superiores y al municipio.

¿Qué viene ahora?

El próximo martes la Comisión Permanente de Asuntos Jurídicos del Concejo de Regidores del ASDE hará un descenso al solar.

Allí verificarán que la calle no existe y que el área que estaba destinada a ella fue ocupada por varias personas que se construyeron edificios.

Eso lo sabe todo el mundo. Lo interesante es su respuesta.

¿Cómo actuarán?

¿Resolverán convertir en legal la acción ilegal de venta del alcalde para favorecer a Maldonado Méndez? ¿Tienen facultad legal para convertir lo ilegal en legal?

¿Qué harán con los demás del entono que también construyeron sobre la calle?

Esta decisión que los regidores adopten es importante tomarla en cuenta porque, podría ser tomada en consideración como precedente ante posibles desalojos a personas que ocupen espacios públicos, puesto que la ley debe ser igual para todos.

De otra forma, ¿Se ocuparán los regidores del ASDE de arreglar el camino que, eventualmente, los lleve a ellos a los tribunales?

¡Ah! Me olvidaba comentarles que en una reunión a puerta cerrada en el ASDE, alguien planteó que “esa tierra no le pertenece al Ayuntamiento”.

Si esta versión fuera correcta, entonces, ¿Por qué el síndico Martínez vendió una tierra que no le pertenece al Ayuntamiento?

Como diría el popular narrador de béisbol de aquellos tiempos:

¡¡¡No se vayan, por que esto, se pone bueno!!!!

Regresaremos sobre el tema.

Anuncio RELACIONADOS

Portal

Categorias

Mas Categorias