Entusiasmo en masiva celebración Día de Reyes por Luis Alberto y su esposa Noemí

¿Cuál fue la “poderosa razón” por la cual el diputado Luis Alberto Tejeda y su esposa Noemí Tavárez se adelantaron a la celebración de la fiesta por el Día de Reyes a la multitud de niños y niñas que ayer fueron al Club Los Mina?

Algún motivo tendrían para hacerlo, puesto que el día para esa fiesta es el 6 de enero, o sea, el próximo sábado.

Cientos de niños y niñas llegaron al Club Los Mina y a cada uno de ellos, al ingresar al local les fue entregado un juguete.

Sin embargo, en el fondo, sobre una tarima habían sido colocados una gran cantidad de juguetes, entre estas varias bicicletas.

luis alberto

También te puede interesar: Desmantelan 5 laboratorios clandestinos en Santo Domingo Este donde se fabricaba clerén

En cajas, poco visibles para la multitud, estaban guardadas las “tablets”, que les fueron sorteadas a la chiquillada, puesto que a cada uno, al ingresar, además de su respectivo juguete, le entregaban un boleto para que participaran en el sorteo de las “tablets”, bicicletas, pelotas de baloncestos y muñecas, entre otros.

Es curioso, pero ya es un hecho que la mayoría de niños y niñas prefieren “tabletas” frente a las bicicletas y las muñecas.

Son chicos del Siglo XXI y Luis Alberto lo sabe, por eso llevó tantas “tablets” para sortearlas entre todos.

A juzgar por sus reacciones, parece que él lleva un niño dentro.

Disfruta cada momento

Baila y hasta “hace frente” con los artistas del entretenimiento llevados para la ocasión.

Lo mismo sucede con su esposa Noemí Tavárez, quien luce más espontánea y cercana.

Ella ríe, camina al lado de Luis Alberto y ayer se le vió cargar y abrazar a niños y niñas.

Después subió a la tarima y saludó a todos.

Parece que se acostumbra y asimila la condición de líder en ascenso de su esposo.

Los dos hacen buena pareja.

A Luis Alberto los niños y las niñas se le aproximan en forma espontánea y lo abrazan. El les corresponde.

Sucede lo mismo que ocurría con el ex líder Juan De los Santos.

Y, ni qué decir de los adultos, hombres y mujeres. Jóvenes y con “juventud acumulada”: estos también se les aproximan confiados. Parece que tiene un “iman” para atraerlos.

Todos perciben “algo” en él que no ven en otros dirigentes políticos locales.

Noemí Tavárez

Claro está, no es la primera vez que Luis Alberto hace este tipo de fiestas a los niños y niñas.

En eso anda desde principio de este Siglo XXI, por tanto, ya es una “ficha conocida” entre los chiquillos que esperan sus regalos.

Es una tradición que inició en el barrio donde creció, en Los Mina Viejo; a la que le siguen actividades similares dirigidas a las madres, en su día.

Siempre lo hace a nombre de su fundación “Soñando Despierto”.

Robert Vargas, http://ciudadoriental.com